sábado, 24 de diciembre de 2011

Problemas con en GRI GRI 2

ATENCION A ESTA NOTICIA!!!!!!!!!!!!!!!!!!

NOTICIA EXTRAIDA DE LA WEB: WWW.CAMPOBASE.ES
http://www.campobase.es/noticias-campobase/item/detectado-un-fallo-peligroso-en-el-grigri-2-de-petzl.html

30 Mayo 2011
Detectado un fallo peligroso en el Grigri 2 de PETZL

Noticias
Vista de una cuerda de 10,2 mm. salida de la guía y pellizcada.
Con la cuerda en ésta posición, el Grigri 2 deja de bloquear la cuerda, que resbala.
Vista lateral de la cuerda fuera de su recorrido de seguridad.
Hueco por el que se escurre la cuerda fuera de su guía y queda pellizcada.

El Grigri 2 de Petzl, sustituto del popular y longevo Grigri de la misma casa, presenta un fallo en su diseño que lo hace potencialmente peligroso. CampoBase recibió el Grigri 2 del distribuidor de la firma en España (Vertical S. L.) hace apenas tres meses, al objeto de probarlo, analizarlo y realizar una reseña en las páginas de nuestra revista (ver número del próximo mes de Julio).

Tras asegurar con el tanto a primeros de cordada como a escaladores de segundo y apuntar sus puntos fuertes y sus desaciertos, la sorpresa saltó hace apenas unos días, cuando tras detener una caída, el asegurador (nuestro probador) no pudo dar cuerda de inmediato al escalador, que deseaba repetir el paso. Empleamos una cuerda de 10, 2 milímetros (el aparato admite cuerdas desde 8,9 mm hasta 11 mm, con un diámetro óptimo de uso comprendido entre 9, 4 mm y 10, 3 mm). Nuestro asombro y sorpresa fue enorme: la cuerda se había desplazado de su guía y se encontraba trabada por debajo de la parte inferior de la palanca, peligrosamente pellizcada. Un fuerte tirón de la mano, sin dejar de sujetar la cuerda inerte, sirvió para desatascar la cuerda y permitir la progresión del escalador. Pero el susto había sido mayúsculo. La cuerda no perdió su sitio al detener la caída, pero sí lo hizo cuando el escalador se agarró a la misma para remontar, propiciando el desequilibrio del asegurador, quien agarró la cuerda activa y facilitó con ése gesto que la cuerda se saliese de la guía del aparato (ver fotos 1 a 5). Un gesto mil veces repetido con la primera versión del Grigri que, sin embargo, nunca dio problemas de éste tipo.

En un principio, achacamos el suceso a una incomprensible casualidad, pero no perdimos de vista el incidente. Dos días después, ocurrió lo mismo y también de forma fortuita: ésta vez durante la maniobra de descenso de un escalador que había terminado su vía. Con el aparato bloqueado mientras el escalador desmontaba la vía, el simple gesto de agarrar la cuerda tensa volvió a propiciar que la misma abandonase su espacio y se colase por el lado izquierdo del aparato. De nuevo la cuerda pellizcada peligrosamente.

Esta vez, lo comentamos con un grupo de escaladores que se encontraban en la misma escuela, y para nuestra sorpresa, uno de ellos confirmó que había sufrido el mismo problema. Después, otros escaladores preguntados al respecto nos han confiado idéntico comentario respecto al Grigri 2. En sucesivos días, provocamos con suma facilidad la peligrosa maniobra (con el escalador colgado casi a ras de suelo), confirmándose las deficiencias de un aparato que, hoy por hoy, debería perder su sitio en el mercado.

Las características de la primera versión del Grigri impedían éstos desatinos: la palanca estaba sobredimensionada y el cierre para el mosquetón quedaba más retrasado respecto al eje de giro de la misma. Además, y sobre todo, la pestaña que queda a espaldas de la salida de la cuerda activa es sensiblemente más grande en el Grigri, que en el Grigri 2, y su posición es menos vertical, creando así un ‘dique’ por el que la cuerda no se escapa hacia la izquierda, cosa que no logra la nueva versión del aparato.

El fallo en el Grigri 2 es tanto más importante si se tiene en cuenta que muchos escaladores lo emplean con cuerdas de nueve milímetros con las que resulta aún más fácil que la cuerda se escape y quede pellizcada peligrosamente. Además, una vez pellizcada, ¡¡el aparato deja de bloquear la cuerda, que resbala por el aparato!!

Realizamos la comprobación con una cuerda de 9, 2 mm y el resultado fue negativamente elocuente.

Este texto y fotos han sido ya remitidos al distribuidor de PETZL en España, y confiamos que motive una investigación a fondo del Grigri 2 por parte del fabricante francés. Desde luego, no recomendamos el uso de éste aparato.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total